Ficha

ADMINISTRACIÓN
Número de Inventario 453
Letra
_____________________
IDENTIFICACIÓN
Nombre atribuído La Burrera
Autor Miriam Esquivel
País Paraguay
Localidad/Origen Tobatí
Tipología Alfarería
Fecha de creación 2019
Descripción física Mujer sentada de lado sobre un burro, en su mano izquiera tiene una cesta con panes
Marcas o Inscripciones
_____________________
No contiene
DESCRIPCIÓN MATERIAL
Técnica Arcilla modelada, cocida, engobada, decoración incisa y pulida
Materialidad Arcilla y engobe (Tapyta)
Función Decorativa
Encargada de colecciones
_____________________
Camila Caris
ADQUISCIÓN
Adquisición Adquirido en un viaje realizado por Camila Caris y Anita Seguel a Paraguay en Febrero del año 2019
Procedencia Casa de Miriam Esquivel
Fecha 2019
Notas Miriam es hija de Teodosia Jiménez, una famosa alfarera de Tobatí. Ella aprendió a trabajar la cerámica desde pequeña observando a su madre. Miriam se caracteriza por realizar diversos oficios de mujeres rurales del Paraguay.
Fotografía Claudia PM Santibáñez 

 

 

PARAGUAY

Historia

Paraguay es un país subtropical donde viven más de 6 millones de personas, ubicado en la zona centro de Sudamérica, limitando con Argentina, Brasil y Bolivia. Territorialmente, el país está dividido de norte a sur por el Río Paraguay, generando una zona oriental altamente poblada, y una región occidental con gran riqueza ecológica denominada Chaco.

Entre los años 1864 y 1870 se desencadena la "Guerra de la Triple Alianza", en donde los países de Brasil, Argentina y Uruguay se unieron para luchar contra Paraguay, con el objetivo de repartirse gran parte de su territorio entre ellos. Esto generó un gran quiebre en la población, debido a las múltiples muertes que esta guerra causó, sumando la pérdida de tierras principalmente de indígenas.

Luego, en 1932 ocurrió la mal famosa "Guerra del Chaco" entre Bolivia y Paraguay, lo que también ocasionó grandes pérdidas materiales y humanas en ambos países, sobretodo de la comunidad guaraní.

75887244_61647045_57559038BB96C_B

Producción artística

Antes de la conquista española, los guaraníes desarrollaban prácticas artísticas vinculadas a funciones rituales y utilitarias, con gran relevancia del cuerpo como soporte. Con el proceso de colonización, éstas se volcaron a los objetivos hispanos, incorporando el tallado en madera, la platería y los tejidos enseñados por las campañas evangelizadoras.
Durante el siglo XIX, con la independencia de la nación paraguaya, no se produjo una promoción particular por las expresiones artísticas; por lo que las técnicas y los objetos vinculados al uso cotidiano, como la cerámica y los tejidos, mantuvieron su desarrollo al alero del trabajo doméstico femenino. No obstante, en la época actual, con la revalorización de las culturas tradicionales y la apertura de nuevos mercados, el arte local vuelve a cobrar fuerza, aunque ahora vinculado al consumo turístico y a su uso en tanto pieza de colección.

 

 

 

 

Herencia indígena

La cultura de Paraguay está marcada por la colonización y la evangelización de la orden de San Francisco de Asís y de la Compañía de Jesús. Sin embargo, a pesar de que las campañas coloniales buscaron occidentalizar a la población, hoy en día gran parte de los habitantes de Paraguay siguen hablando el idioma guaraní como lengua materna y junto con esto, todavía se mantienen algunas tradiciones relacionadas a la cultura indígena.

La cestería, la madera tallada, los textiles, la alfarería, el trabajo en cuero y las calabazas pirograbadas son algunas de las técnicas artísticas desarrolladas en Paraguay y que caracterizan a los distintos pueblos que lo componen.

--

Reseña realizada por Luciana Pérez- Leppe